Angkor Wat: la maravilla olvidada | Donde Viajo

Angkor Wat: la maravilla olvidada | Donde Viajo

Angkor Wat: la maravilla olvidada

Rodrigo Espiño Abril 11, 2016 @ 9:21AM

Tras haber visitado Halog Bay, una de las 7 maravillas naturales de la humanidad, viajaríamos a Camboya para encontrarnos con uno de esos lugares a los que uno ve por foto y ya sabe que tiene que ser bueno: los templos históricos de Angkor Wat. Mucha expectativa tenía puesta en este lugar por su historia, imágenes y comentarios al respecto.

Quizás por la cercanía y la tan repetida frase de “Halong Bay, una de las 7 maravillas”, la pregunta surgió sola: ¿Angkor Wat es una de las 7 maravillas construidas por el hombre? Y la respuesta es no. Repasando las mismas, esas son: el Coliseo Romano, la Muralla China, Chichén Itzá en México, el Cristo de Río de Janeiro, Machu Picchu, Petra en Jordania y el Taj Mahal… Pero Angkor Wat no se encuentra entre ellas, ¿es que se la habrán olvidado?

Postal típica de Angkor Wat, las raíces sobre el templo

Postal típica de Angkor Wat, las raíces sobre el templo

Angkor Wat no es solo un templo (Wat significa templo), sino que es un complejo de templos de los cuales al día de hoy se discute su fecha de construcción (se cree que sus orígenes se remontan al siglo IX), que inicialmente fueron hinduístas y luego convertidos en budistas. Por si eso fuera poco, el tiempo y la naturaleza hicieron lo suyo y la selva convirtió a este lugar en algo único. Muchos de los árboles crecieron sobre los mismos templos, generando imágenes poco comunes e increíbles.

Para visitar Angkor Wat hay que hacer base en al ciudad cercana de Siem Reap. La misma cuenta con todos los servicios y alojamientos necesarios de una ciudad muy frecuentada por turistas. El pase a los templos puede ser de un día (20usd), de tres días (40usd) o incluso de una semana. Recomiendo que saquen el pase de 3 días ya que para poder recorrer todo el complejo, van a necesitar seguro de 2 días enteros y por el mismo valor ya sacan el pase de 3 días. Los mismos no necesariamente tienen que ser consecutivos, pueden visitar los templos 3 días en el rango de una semana.

No se imaginen un templo al lado del otro como lo había hecho yo. Los templos se encuentran dispersados por todo el predio, muchas veces separados por hasta 10km de distancia.

Angkor Wat, vista aérea

Vista de Angkor Wat a la lejanía desde otro de los templos, como les decía, se encuentran dispersados por el predio

Recorriendo templos menores

Recorriendo templos menores

Mapa y circuitos de Angkor Wat

Al agarrar un mapa, uno puede distinguir rápidamente dos circuitos: un circuito corto y uno largo, lo que ellos llaman “small tour” o “big tour”. Para realizarlos pueden optar por varias opciones, dependerá de cada uno la preferencia por las mismas. Las opciones incluyen alquilar bicicleta, alquilar moto o recorrerlo en tuk tuk. Desde que ponés un pie en la ciudad todos los tuk tuk de la misma te van a ofrecer llevarte a los templos, así que problema para conseguir uno no van a tener.

Por el interior de los templos

Por el interior de los templos

Más de los templos

Más de los templos

Uno de los chicos que piden limosna en los templos

Uno de los chicos que piden limosna en los templos

Mujeres limpian los ríos cercanos a los templos todos los días

Mujeres limpian los ríos cercanos a los templos todos los días

El primer día en Siem Reap decidimos alquilar una bici y realizar el circuito corto. Las bicis pueden conseguirse por 1 ó 2 dólares por todos lados en el centro de la ciudad. Las mismas hay que devolverlas a las 19hs, suficiente tiempo para recorrer los templos (que cierran a las 17.30hs). El calor sofocante quizás es el principal enemigo de esta opción, pero no algo que impida realizarla.

Durante todo el día pedaleamos parando en los diferentes templos, que cada uno muestra características y formas diferentes. Del circuito chico se destacan dos templos: el Bayón, que se caracteriza por las caras que figuran en las torres de su templo y el Ta Prohm, que posee las típicas imágenes de los árboles creciendo sobre los templos.

Increíble como creció el árbol ahí

Increíble como creció el árbol ahí

Un árbol completo sobre el templo, impactante

Un árbol completo sobre el templo, impactante

Templo Bayón

Las caras del templo Bayón

Templo Bayón

Recorriendo el templo Bayón

El día fue agotador, terminamos cansados pero reconfortados por lo que estábamos viendo. Al día siguiente descansamos recorriendo la ciudad y recién al próximo día decidimos levantarnos a las 4am, para estar 5.30am frente a Angkor Wat para ver el amanecer. Arreglamos con un tuk tuk la noche anterior (el precio para ir a ver el amanecer y hacer el circuito largo ronda entre los 15 y 20 dólares) que nos pasó a buscar por el hostel. Lo del amanecer es algo hermoso, pero opacado por la cantidad de turistas que lo realiza. Parecía una peregrinación, todos camino al templo y luego todos frente al mismo sacando fotos (incluso cuando no se veía nada por la noche).

Amanecer frente a Angkor Wat

Esperando el amanecer frente a Angkor Wat

Frente a Angkor Wat

Tras el amanecer en Angkor Wat

Una vez que el sol terminó de dar su espectáculo y de recorrer el templo que da nombre a todo el complejo, continuamos camino con el tuk tuk. Dato no menor: dado lo temprano del día, todavía el calor no se hacía presente y permitía recorrer los templos con mucha más facilidad.

Fachada Angkor Wat

En el camino principal a Angkor Wat

Patio exterior de Angkor Wat

Vista desde el interior de Angkor Wat

Mono en templo Angkor Wat

Un amigo que nos recibió en la entrada al templo

Sé que es un comentario subjetivo, pero sin desmerecer a las 7 reconocidas maravillas, creo que Angkor Wat está a la altura de cualquiera de ellas. Lamentablemente por la forma en que son seleccionadas quedó afuera, pero créanme si les digo que es realmente un lugar que vale la pena visitar. Impresiona de principio a fin. Las construcciones sorprenden para la época en que se realizaron; y estoy seguro de que con cada templo visitado uno se transporta en el tiempo y seguramente crea que está participando de una película o cuento fantasioso.

La tecnología también llego a estos chicos, en un lugar tan recóndito

La tecnología también llego a estos chicos, en un lugar tan recóndito

About Rodrigo Espiño

Lic. en administración y sistemas y técnico universitario en turismo. Como fanático de los viajes, decido crear este blog para poder contar mis experiencias y compartir con ustedes todo lo relacionado al turismo.
Califica el post para poder mejorar
[Total:5    Promedio:5/5]

Trackbacks/Pingbacks

  1. Angkor Wat: la maravilla olvidada - i am travel blogger - […] Ver artículo completo aquí … […]

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Share This
¡Viajá conmigo!

¡Viajá conmigo!

Ingresá tu mail y recibí todas las novedades del blog. Además, enterate antes de todas las promociones de viajes al recibirlas en tu correo. Créeme, a mí tampoco me gusta el spam.

¡Gracias por suscribirte! Por favor revisa tu mail para confirmar la suscripción.