Escala Madrid | Donde Viajo

Escala Madrid | Donde Viajo

Escala Madrid

Rodrigo Espiño Abril 11, 2016 @ 1:17AM

No sé si será por los familiares que siempre algún argentino tiene en España, o porque la gran mayoría de los vuelos que salen desde Buenos Aires hacia Europa o sus alrededores hacen escala en Madrid, pero esta ciudad siempre me pareció cercana.

Centro de Madrid

“Madrid siempre me pareció cercana”

Para que vean lo que les digo, si uno quisiera volar desde Buenos Aires a El Cairo o a Marrakech en Marruecos, uno debería viajar con Iberia haciendo escala en Madrid. O sin ir más lejos, la línea aérea LAN viaja a Barcelona desde Buenos Aires, también con escala en Madrid.

En mi caso, ya en otras oportunidades había pasado por el aeropuerto de Barajas sin siquiera salir de él. Por eso, en mi último viaje a Jordania, decidí que me iba a quedar por lo menos una noche en Madrid cuando pasara por allí. Fue en el viaje de regreso a Buenos Aires que cumplí con ello.

Fuente de Cibeles

Fuente de Cibeles

Un solo día en Madrid no alcanza para poder decir que uno conoce la ciudad en profundidad, pero para una primera aproximación, alcanzó. De hecho, me fui feliz de haber recorrido finalmente esta ciudad.

Tenía un solo día, por lo que debía apresurarme para intentar conocer algunos rincones y hacer lo típico que se hace allí. Así es como arranqué muy temprano a la mañana desayunando churros con chocolate en Plaza Mayor. Los churros fueron excelentes, aunque para muchos de los que vivimos en Argentina (me incluyo en el pensamiento), un churro sin dulce de leche es un desperdicio.

Parques del Palacio Real

Parques de camino al Palacio Real

Catedral de la Almudena

Catedral de la Almudena

Palacio Real de Madrid

Palacio Real de Madrid

De Plaza Mayor salí caminando para el Palacio Real de Madrid, donde también pude ver la fachada de la Catedral de la Almudena. El Palacio Real es la residencia tradicional de la familia real española en la ciudad de Madrid y ostenta mucho lujo al verlo de afuera. Por lo temprano que era, todo estaba muy desolado y con poca gente, pero los parques y las calles de Madrid empezaban a sorprenderme.

Calles de Madrid

Calles de Madrid

Parque en ciudad de Madrid

Parque en ciudad de Madrid

Calle ciudad de Rodrigo

¡Hasta encontré una calle con mi nombre!

Seguí el recorrido pasando por la plaza Puerta del Sol, lugar emblemático de la ciudad donde, desde 1950, está el kilómetro cero de toda la red de carreteras de España. También me dio el tiempo para tomarme una foto en la Puerta de Alcalá y recorrer la Gran Vía, una de las principales avenidas de la ciudad. Ya con mucha más gente, se notaba que estos lugares eran bien turísticos. Fotos por acá y por allá, vendedores, personas disfrazadas intentando ganarse unas monedas. No habían dudas de que todo turista visita estos lugares.

Puerta del Sol, Madrid

Fuente en Puerta del Sol

Puerta de Alcalá

Puerta de Alcalá

Siendo futbolero como soy, no me podía ir de Madrid sin conocer el estadio de uno de los clubes más importantes del mundo. Es por eso que pasé rápidamente por el Santiago Bernabéu, estadio del Real Madrid. Increíbles las diferencias que hay entre un estadio europeo y uno argentino: el orden, el cuidado y la infraestructura son para envidiar. Aunque por más diferencias que existan, nada va a igualar al estadio de mi querido Vélez Sarsfield, al que siento como mi casa.

Estadio Santiago Bernabéu

Frente al estadio Bernabéu

Interior del Santiago Bernabéu

Interior del estadio

Tras visitar el Bernabéu volví para el centro de la ciudad y me decidí a visitar algún museo. Había pasado por la puerta del museo Thyssen-Bornemisza, donde había una muestra de Chagall; pero teniendo que elegir uno, decidí visitar el Museo del Prado, del que todos hablan.

La verdad es que no me sobraba el tiempo para detenerme en todas las obras, pero lo disfrute mucho. Era el segundo museo que visitaba en Europa (tras haber conocido Museos Vaticanos en mi visita a Roma) y además, todo lo que había estudiado en Historia del Arte hace muy poco en la universidad, se me presentaba esta vez ante mis ojos.

Museo Thyssen-Bornemisza

Museo Thyssen-Bornemisza

Museo del Prado

Entrada al Museo del Prado

Luego del museo me encontré con un amigo argentino que vive en Madrid debido a que se encuentra estudiando allí. Me faltaba ir de tapas, por lo que me llevó a probarlas. Comimos poco ya que en un rato íbamos a cenar en otro restaurante, pero sirvió para que pudiera probar la experiencia de ir de tapas en un lugar donde es costumbre. Aceitunas, jamón crudo y unas cañas (cerveza) sirvieron de aperitivo para lo que íbamos a disfrutar más adelante.

Otro rincón de Madrid

Otro rincón de Madrid

A la hora de cenar les puedo recomendar un lugar, aunque con la consideración de que es necesario realizar reserva previa y el precio no es para bolsillos acotados. Sin embargo, quizás les puede parecer interesante hacer el gasto si les cuento que el restaurante es considerado el más antiguo del mundo según el libro Guiness de los Records. El lugar se llama Botín, se encuentra en la Calle Cuchilleros y fue fundado en 1725. Se especializa en cocina castellana y es muy interesante ver la historia y el estilo de construcción del lugar. El cochinillo que probé ahí no lo comí nunca en ningún lugar del mundo, exquisito.

Restaurante Botín, Madrid

Entrada del restaurante Botín

Lo que me faltaba para irme de Madrid era conocer la noche madrileña. Así qué fui con mi amigo a un bar en el centro de Madrid a charlar sobre nuestras vidas después de tantos años sin vernos. Y dado que el vuelo de regreso a Buenos Aires salía al día siguiente en la mañana, es que me fui a dormir tras apenas un rato en el lugar.

No hay dudas de que si quiero decir que conozco Madrid en profundidad, voy a tener que regresar. Un solo día debido a una pequeña escala, no es suficiente.

 

About Rodrigo Espiño

Lic. en administración y sistemas y técnico universitario en turismo. Como fanático de los viajes, decido crear este blog para poder contar mis experiencias y compartir con ustedes todo lo relacionado al turismo.
Califica el post para poder mejorar
[Total:2    Promedio:5/5]

4 Comentarios

  1. Yo viví en Madrid 6 años y algo, y creo que no puedo decir que conozco la ciudad en profundidad :S, así que si quieres hacerlo, creo que tendrás que regresar varias veces XD. Aunque para tener solamente un día, he de decir que viste muchísimas cosas 🙂

    Responder
    • Estela! Muchas gracias por tu visita y comentario..

      Seguro que tendré que volver a Madrid. De hecho, estoy pensando en pasar de nuevo este año. Esta vez tendré que entrar al Palacio Real a conocerlo y no solo pasar por la puerta.

      Saludos!!

      Responder
  2. Jajajaja! Lo de los churros con dulce de leche me ha encantado… tendré que probarlo!!
    Saludos desde Madrid!!

    Responder
  3. Es emocionante aprender nuevas cosas, conocer nuevos lugares, vivir y aprender de las experiencias, eso es lo bueno de viajar.
    Saludos

    Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1. ¿Y si viajamos a Petra, Jordania? | Donde Viajo - […] comenzó un 23 de marzo de 2012, con un vuelo de ida a Ammán (Jordania) con escala en Madrid.…

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Share This
¡Viajá conmigo!

¡Viajá conmigo!

Ingresá tu mail y recibí todas las novedades del blog. Además, enterate antes de todas las promociones de viajes al recibirlas en tu correo. Créeme, a mí tampoco me gusta el spam.

¡Gracias por suscribirte! Por favor revisa tu mail para confirmar la suscripción.